fbpx
Economía circular

Economía circular

Ya estamos en la era tecnológica y digital, la cual nos ha llevado también a la era de reparación y restauración del medioambiente, lo que hoy día por la iniciativa de David W. Pearce y Kerry R. Turner llamamos la economía circular, siendo esta la plataforma para la transformación positiva y regenerativa del medioambiente la cual se distingue entre ciclos técnicos y biológicos.

Estos ciclos pretenden que los recursos y productos existentes mantengan su ciclo de vida permanente a través de la reutilización de los materiales y la mínima desfragmentación de partículas contaminantes, logrando reducir a mayor escala la contaminación global, girando en círculo, comenzando y repitiendo procesos para lograr óptimos resultados.

Es como el antivirus de un dispositivo electrónico el cual recorre en círculo para limpiar el sistema de virus y basura detectada, lo convierte en positivo y se siente ligero y renovado. Lo mismo sucede con la economía circular, limpia el sistema mundial de desechos tóxicos y los transforma en positivo para el mejoramiento del medioambiente. Esto es a lo que llamamos innovación creativa para el bien común.

La economía circular se enfoca en seleccionar los recursos minuciosamente, las tecnologías y procesos que empleen recursos renovables y exitosos, teniendo como objetivo principal la mejora del capital natural, proyectado a la regeneración del suelo, potenciando el flujo de nutrientes del sistema.

Como segundo objetivo está la innovación, creatividad y responsabilidad ambiental, en el diseño, creación, fabricación, restauración y reciclaje de productos, permitiendo que entre en el proceso circular para la contribución a la economía y al cuidado medioambiental.

Es decir para que sea más entendible veamos un ejemplo:

Se piensa en el diseño de un maletín escolar, para cumplir con la economía circular debe tener las siguientes características:

Elaborado a partir de material reciclaje, que sea útil para el usuario, generar aportes para la contribución y conservación del medioambiente (recarga dispositivos con la luz solar), larga vida útil, cuando su vida útil se termine, sea un material reciclable con menos partículas contaminantes para desecho, que sea renovable y su materiales recirculen y contribuyan nuevamente a la economía.

Como tercer objetivo se cuenta con la implementación en la reestructuración de factores externos del ser humano en común:

Alimentos, movilidad, vivienda, educación,salud, recreación

Para la reducción de los daños ocasionados por la contaminación atmosférica, aguas, gases tóxicos, lo que ha repercutido en un cambio climático, donde el planeta nos alerta y grita por todos los frentes, ¡Hay que actuar a su favor y no más en su contra!

Para reconocer que un producto o servicio puede estar dentro de los parámetros de la economía circular, algunas características que lo hacen ser parte de esta nueva tendencia:

Diseñar el producto que no genere residuos, uso de energía de fuentes renovables, pensar en múltiples usos para reducción de gastos y material, proyectar el producto a las necesidades no solo local sino global para un mayor rendimiento en todos los procesos, incursionar dentro del sistema de la ecología industrial ampliando el círculo de regeneración del sistema ambiental para un bien global.

En el momento de diseñar, crear, inventar, innovar, se debe tener como modelo a seguir a la misma naturaleza, sus procesos, diseños, evolución, degradación y renovación, para que su producto haga parte de una verdadera economía circular.